sábado, 4 de julio de 2015

Cocteleando con Luchito : French Connection Cóctel

El French Connection –o Conexión Francesa, como se diría en castellano, aunque no suene igual de glamoroso– es un cóctel que se prepara a base de amaretto y coñac.
El amaretto es un licor cuya receta nació el año 1525 en Saronno, Italia, y que se ha mantenido prácticamente inalterada con el paso de los siglos, manteniendo su sabor original. Cuenta la leyenda que Bernardino Luini, un artista italiano del Renacimiento, recibió el encargo de pintar una serie de frescos para el Santuario della Beata Vergine dei Miracoli, en Saronno, y que para pintar algunos de ellos usó como modelo a la bella mesonera del hospicio en el que se alojaba. Dicen que ella, como muestra de agradecimiento, preparó para el artista un regalo sencillo: un licor de color ámbar, fragante y delicado, que había hecho macerando en brandy almendras amargas con azúcar moreno y otras hierbas. Hoy en la preparación usamos la versión Bardinet que es igual de exquisita que la de Saronno.
El cognac es el brandy más conocido del mundo. Originario de la ciudad francesa de Cognac, se elabora a partir de vinos producidos a base de determinadas cepas de uva blanca que se cultivan en esa ciudad, y que deben su especial sabor al suelo, rico en piedra caliza. Para producir cognac es necesario destilar dos veces dicho vino, hasta obtener un espíritu incoloro llamado eau-de-vie –agua de vida– que se deja envejecer como mínimo dos años en barriles de roble. Tras ese tiempo, el líquido ya reúne las condiciones necesarias para denominarse cognac, claro que, para ser considerado un prestigioso coñac, debe envejecer mucho más tiempo.
La conexión francesa fue el nombre de una de las mayores redes de narcotráfico de la historia, que tuvo su apogeo en los años 60 y 70 y se dedicaba a introducir heroína en Estados Unidos desde Turquía pasando por Europa –principalmente a través de Francia–. La trama estaba dirigida por las mafias, en especial por varios capos de la mafia francesa e italiana. En efecto, ése es el motivo por el que este cóctel se llama French Connection, porque se hace con un licor italiano y otro francés, al igual que los gángsters que formaban la conexión francesa en la que se basó la película del mismo nombre.
Ingredientes: - 1/2 parte de coñac [3.5cl.]
- 1/2 parte de amaretto [3.5cl.] en copa de cognac aunque también se puede servir con hielo en vaso old fashione, Mezclar los ingredientes directamente y agitas con suavidad. Salud !