martes, 5 de julio de 2016

Chicharrón de pollo

Los chinos y los peruanos por ende, no por la globalización de hoy, si no por la fusión espectacular de sus sazones y comidas de tiempo atrás, son amigos de comer la carne de pollo, pescados y mariscos maceradas en especias, luego las suelen pasar por huevo y harina, para después fritarlas en aceite bién caliente. Al resultado final le denominan chicharron, básicamente por la textura y presentación que se obtiene.
Estas delicias, son consideradas piqueos o entradas y están presentes en la comida criolla limeña, junto a aguaditos, picantes, arroces, sudados y un resto de maravillas.
Quedan perfectas para degustarse a cualquier hora del día. Inmejorables cuando estén reunidos con los amigos, tomándose un coctelito por la noche o acompañando las infaltables cervecitas del fin de semana, en otras palabras, les aseguro que estos bocaditos siempre serán aplaudidos y bienvenidos.
Excelente alternativa a esas papas insalubres con salsa rosada, que suelen colocarse en algunas reuniones y que dicho sea de paso son antigourmets e impresentables en la mesa de un verdadero sibarita.
De sencilla preparación, no presenta ningún grado de dificultad, más aún si siguen las instrucciones y tips que hoy les enseño. Aunque no está de más decirles que en este tipo de platos nada está dicho y existe mucho terreno para intuir y experimentar, eso es lo que es la cocina a la larga en su verdadera esencia, creatividad pura.

Ingredientes para 4 personas
1 Pechuga de pollo deshuesada 450 grs aprox. (ojalá, pollito de campo)
Ajo molido (1 cucharadita)
Jengibre rallado (1 cucharadita)
Salsa de soya ( 1 cucharadita )
Perejil y orégano seco
Sal y pimienta
Para el rebozado : 8 cucharadas de harina.
2 huevos batidos

Preparación
Cortar el pollo en trozos y dejarlos macerar en el ajo, el jengibre, la salsa de soya, las hierbas secas y la pimienta unos 30 minutos. Luego pasarlos por el huevo batido y la harina (en ese orden) y colocarlos a fritar en la sarten en aceite bién caliente. Retirar cuando tomen color doradito, escurrir sobre papel de cocina, y servir en plato decorado con lechuga de fondo y pepinos en rodajas. Acompañar con salsa tártara y limones.
Un dato extra, puedes colocarle un par de langostinos a la mezcla, los que necesitan menos tienpo de fritura, pero siguiendo los mismos pasos, le darás un toque internacional y playero al plato.
Buen apetito sibaritas, y recuerden amigos que no hay pretexto para no meterse a la cocina con este tipo de recetas, les aseguro que quedarán como unos príncipes, con sus amigs y familiares.
Chao.