lunes, 10 de julio de 2017

Pechuga de pollo a la canela china

Presentándoles una manera diferente de comer pechuga de pollo, esta en particular hará que nos quede crujiente por fuera, tierna por dentro y sobre todo con un sabor inigualable. Perfecta para el almuerzo, ideal para los chicos de la casa un domingo, excelente alternativa a la salida tradicional a la pollería o la hamburguesería.
Con un ingrediente poco común por estos lares a la hora de adobar carnes, legado de la cocina asiática, me refiero a la canela china o cassia, ésta ofrece un sabor menos delicado que la tradicional (la que consume todo el mundo y que proviene de la India y Sri Lanka) y algo más picante, pero su uso es similar, se incorpora como agente aromatizante en infinidad de potajes y hoy ocupa un lugar privilegiado en la elaboración de nuestro plato.
La presentación final suele quedar espectacular, ya que la pechuga se presenta trozuda, o sea respetando su forma original y con sabores exóticos y aromáticos.
Ingredientes para dos personas
1 Pechuga sin hueso de 400grs partida en dos
Maizena
Aceite de ajonjolí
Ajo molido y jengibre rallado
Canela china 2 cucharadas
Sal marina y pimienta
Preparación
Adobar la pechuga con la canela china el ajo molido y el jengibre rallado la noche anterior o como mínimo, con dos horas de antelación. Salpimentar luego. Impregnar con bastante maizena y colocar sobre sartén con bastante aceite caliente, sellar por los dos lados y luego fritar a fuego medio durante diez minutos. Servir en el plato acompañada de ensalada verde o puré de papas.
Buen apetito.
Chao.