martes, 25 de agosto de 2015

Tallarín oriental con solomillo de cerdo y piña

Recetas de pasta al estilo chino o tailandés son tan infinitas como las preparaciones italianas.
Podríamos comer un plato distinto cada día, y no nos alcanzaría la vida para comerlos todos. Por ejemplo hoy tenía cerdo, piña, holantao, pimentón, ajo jenjibre,salsa de ostión y soya. En la mañana había comprado en la 14 de la Pasoancho champiñones frescos, y me pareció que irían bien con el saltado. Touché ! (no me equivoqué). Las hierbas estoicas y nobles, infaltables, aportaron el toque del sabor, usamos  hierbabueba , albahaca y romero.
Eso es lo chevere de cocinar, al lado de los platos clásicos, los cocineros (todos los cocineros, los profesionales y los domésticos) cultivan la creatividad y la aplican al cocinar como mejor les parezca, con los ingredientes que quieran o tengan, sin traicionar la integridad de la tradición, como lo digo en mis talleres, si algo hermoso existe en la gastronomía es que hay terreno para intuir, innovar, inspirarse y renovar.
Cocinamos la pasta y la reservamos, después salteamos en un wok caliente con un poquito de aceite de oliva y luego flambeamos con brandy, todos los ingredientes, a excepción del holantao, hay que ponerlo al final. Casi no se cocina. tiene que quedar crocante, jamás flácido, luego la maizena disuelta en agua, la soya y el tris de ostión, cocinamos un par de minutos y luego servimos calientito sobre la pasta, así de fácil, así de rico.
Del wok, al plato, del plato a la foto, de la foto a la boca, de la boca a la alegría del corazón.
Buen apetito.
Chao.