miércoles, 17 de febrero de 2016

Solomillo a la miel

El solomillo es una pieza de carne procedente de la parte lumbar, alojado entre las costillas inferiores y la columna vertebral; más concretamente, encima de los riñones y debajo del lomo bajo; de ahí el nombre de so-lomillo. Se entiende por solomillo la pieza correspondiente al vacuno o al porcino, pues en otros animales el músculo es tan pequeño que no se despieza separadamente. El solomillo se considera en la cocina una pieza selecta de carne que se prepara de diversas formas. Consta de varias partes: la cabeza, el rosario, el centro y la punta. Tiene forma cónica, de manera que la cabeza corresponde a la parte gruesa y termina en punta. También es usual designar las diversas partes del solomillo en razón de las recetas a que da lugar. Chateaubriand sirve para designar la parte más gruesa y "turnedó" la parte intermedia·.
La carne de cerdo es sana, sabrosa y económica, además es una carne que suele gustar a todo el mundo, por no hablar de la cantidad de opciones que nos ofrece en la cocina.
Agradece múltiples guarniciones, salsas, hortalizas, patatas…las especias y las hierbas aromáticas también son grandes aliadas para ofrecer a nuestros comensales nuevos sabores con una misma materia prima. Personalmente me encantan los glaseados para este corte de carne, sin obviar una buena brasa o plancha.


     Ingredientes para dos personas :
       1 Solomillo de cerdo en 2 o 3 piezas
       2 Cucharadas de miel   
       2 Cucharadas de mostaza
       1 Copita de cognac o brandy 
         Orégano, tomillo, comino
         Sal y pimienta

  Preparación :
Salpimentar las piezas, y agregarles las hierbas el comino la miel y la mostaza, sellar en sarten con fuego alto y flambear con el cognac, dejar cocinar 3 minutos por lado y lado. Acompañar con holantao (guisantes) al ajillo y puré de papas.
Inmejorable el maridaje con un copa de vino Malbec o Carmenere.
Buen apetito.
Chao.