lunes, 30 de mayo de 2016

Espaguetis a la putanesca

Cuentan que durante la Edad Media, para poder soportar las frías noches invernales haciendo su ronda , las mujeres que practicaban la prostitución en las calles crearon esta salsa rica en calorías como acompañamiento para sus fideos.

Otra historia dice que los marinero, tras llegar a puerto, se dirigían directamente a los burdeles. Una vez allí, pagaban los servicios prestados con aceite de oliva y anchoas. Las prostitutas los incluyeron rápidamente en sus recetas, creando esta deliciosa salsa.
Otra versión del origen de esta salsa puede estar relacionado con los horarios de estas señoritas. Debido a que trabajaban hasta bien entrada la noche, no se despertaban hasta tarde, con lo cual cuando llegaban al mercado para comprar, solo podían conseguir  determinados productos. Y fue con esos productos, con lo que crearon esta magnífica salsa.

Curiosamente a parte de ofrecer sus servicios, las prostitutas comenzaron a ofertar su plato entre los clientes,y fue esto lo que lo catapultó a la fama.

En una olla con agua, sal  cocemos la pasta por 11 minutos. Reservamos.
Lavamos los tomates, con un cuchillo les hacemos una crucecita en la base del tomate y en un cazo con agua hirviendo los escaldamos durante 45 segundos. Los pasamos rápidamente a un bol con agua y hielo para cortar la cocción.
Pelamos, cortamos por la mitad, les sacamos las pepitas y los cortamos a cuartos. Reservamos.
Luego picamos el ajo y la guindilla.
En una sartén con un chorrito de aceite de oliva freí­mos ligeramente el ajo y la guindilla picada durante un minuto, y luego añadimos el tomate. Salpimentamos.
Salteamos durante 2 minutos.
Cuando el tomate se ponga blando echamos el perejil, la albahaca, las anchoas, las aceitunas troceadas y las alcaparras Salteamos por 2 minutos más.
Agregamos la pasta, removemos bien, rectificamos punto de sal y servimos.
Buen apetito.
Chao.