viernes, 26 de agosto de 2016

Fusilli huancaína con solomo de cerdo al romero

La huancaína es una salsa exquisita que mezcla sabores y texturas más que interesantes. Cremosa, picantita, ideal para acompañar papas sancochadas, yucas fritas, choclos y pastas varias. Sencilla de preparar la salsa huancaina se ha convertido en la salsa mas famosa del Peru. Y no estamos equivocados al afirmar que su fama traspasa fronteras. Un secretito, prepárenla al instante, para consumirla de inmediato no hay nada mas rico que una huancaina recién licuada y batida. Tibia, untuosa, ligera, salvaje. 
Hoy nos hemos aventurado a bañar unos fusillis al dente con esta mezcla y acompañarlos con un trozos tiernos de solomito de cerdo al romero.

Ingredientes para dos personas
250 gramos de pasta
1 cucharada de mantequilla
 2 ajíes amarillos
1/2 cebolla picada
2 dientes de ajo picados
120 gramos de queso fresco
1  taza de leche evaporada
 2 cucharadas de queso parmesano
Aceite de oliva, sal y pimienta 
 250 gramos de solomito de cerdo
 Romero fresco
Preparación
Cocine la pasta en abundante agua hirviendo con sal. Escurra, mezcle con la mantequilla y reserve. Sancoche los ajíes. Quíteles la piel, las venas y las pepas. Píquelos. Saltee, en dos cucharadas de aceite, con la cebolla y los ajos. Añada los ajíes y saltee durante dos minutos más. Retire del fuego. Licue este aderezo con dos cucharadas de aceite, el queso fresco, la leche. Sazone. Caliente la salsa junto con los fusilli, a fuego bajo, sin dejar que hierva. Sirva y esparza queso parmesano rallado. Saltee los trozos de solomo con el romero fresco en el wok caliente por 3 minutos, salpimente, acompañe con la pasta.
Maridaje ideal, copa de vino tinto.
Buen apetito. Chao.