martes, 11 de julio de 2017

Ají de gallina

Un poco de historía, cuando se produjo la  Revolución Francesa, al quedarse sin trabajo muchos
cocineros de los nobles de Francia viajaron a el Nuevo Mundo (América), y con ellos trajeron sus recetas y las últimas tendencias de las técnicas de cocina. Al Perú colonial llegaron y son empleados por la clase comerciante criolla con el fin de demostrar su poder económico a las antiguas familias españolas. Es así como empiezan a tener presencia constante en las mesas de las principales ciudades del Perú los nuevos platos traídos por los cocineros franceses. Esta técnica del deshilachado de las carnes que era nueva en el Perú Colonial (hay que tener en cuenta que el consumo de carnes que como herencia desde la época de los Incas era en trozos de tamaño generoso), y con los nuevos productos que tenían presencia abundante en las mesas peruanas nace esta novedosa y exquisita preparación denominada ají de gallina.
Uno de los platos más tradicionales de la comida criolla limeña, junto a aguaditos, piqueos secos y chicharrones.
Delicia por donde se la mire y pruebe.

Ingredientes para cuatro personas aprox.
2 Pechugas de gallina o pollo
1 Cebolla roja grande
3 Dientes de ajo picado o molido
4 Rebanadas de pan de molde (tajado) remojados en crema de leche (un tarro)
3 Cucharadas de queso parmesano
4 Nueces molidas
6 Aceitunas
8 Papas 

Huevos de codorniz cocidos
Perejil
Ají amarillo ( dos cucharadas) desvenado, sin pepas, hervido previamente y licuado
Apio, laurel y zanahoria
Sal y pimienta.

Preparación 
Sancoche las pechugas en agua sal que cubra, con el apio laurel y zanahoria, apróximadamente durante 25 minutos luego deshilache (no desmenuze) y separe.
Retire la corteza del pan, remójelo con la crema de leche o leche y prense con el tenedor.
Corte la cebolla roja en brunoise (como para guiso o aderezo)...pique o muela 3 dientes de ajo. 

Caliente aceite en una sarten, agregue la cebolla, deje dorar unos minutos, añada el ajo, sazone con sal y pimienta, remueva todo el tiempo, agregue el ají amarillo, remueva, añada el pollo, el pan remojado en leche, un poquito de caldo de la cocción del pollo, las nueces molidas ahora, también el queso parmesano, rectifique la sal y listo. 
Sirva sobre papas sancochadas y decore con aceituna, huevos de codorniz cocidos y perejil o cilantro picado...el plato tradicionalmente se sirve con arroz . Copa de vino blanco heladito, compañia ideal. 
Buen provecho.
Chao !